13 septiembre 2011

Si querías agua fria, jacarandá, esto es agua fría.

Es agua de beber, después de muchos ojos (los mismos) de tomar las mismas (cálidas) lagrimitas una y otra vez. Es agua de manantial, agua de río, agua que hace falta, agua que me saca flores (y cantos). Allá vas, jacarandá, a empaparte y morir (de frío) y luego, bruja, renacer poquito y sacar morados claros y oscuros.

Morados claros y semioscuros.

1 comentarios:

Neve dijo...

Gracias por saltar de un puente en ruinas a este riachuelo pequeño, débil y frio.

Publicar un comentario